Llegó el ansiado momento: ya terminaste la carrera, odias a tu jefe actual o de plano no tienes trabajo y debes hacer tu “hoja de vida”; así que armado con todo lo que has investigado en la red (desde Pinterest hasta plantillas muy modernas en Canva.com), estás listo para darte a conocer al mundo. ¿Pero qué pasa? Enviaste tu CV a muchos lugares y no has recibido la respuesta que esperabas aunque confías plenamente en tus habilidades. – ¿Será que habrás cometido alguno de estos errores que pueden reducir tus oportunidades de pasar a entrevista?

  1. Errores de hortografía: Si te picó los ojos la palabra ortografía con h, sabrás lo que sentirá un reclutador al leer un CV plagado de errores ortográficos. Si te pasó de noche la palabra, entonces corre de inmediato a revisar tu currículum con algún conocido para que le mate todos los bichos en forma de errores o aunque sea ponle atención a las rayitas rojas debajo de las palabras mal escritas en Word. Un CV con faltas ortográficas da la impresión de una persona poco profesional (sí, aunque suene exagerado).

  2. Escrito en orden cronológico: En experiencia laboral, ¿comenzaste por describir tu primer empleo? El problema aquí es que pones al reclutador en una posición de investigador privado, buscando entre todo tu CV para entender por qué diablos aplicaste al puesto de IT Senior si aún eres practicante. Al final de la ardua investigación, el reclutador se da cuenta que eras practicante hace muchos años pero que en la actualidad sí cuentas con todos los requisitos para obtener el puesto. ¡Uffff! ¡Qué suerte! Te topaste con un reclutador que tiene más de 5 segundos de tiempo para revisar un currículum. ¿Pero qué tal si no? Lo mejor es escribir tu CV en orden cronológico inverso, esto es, comenzando con tu empleo más reciente. De esta forma siempre estarás seguro que tu experiencia no pasará desapercibida.

  3. Con lagunas en el tiempo: ¿Estuviste fuera del mercado laboral porque pusiste un negocio? ¡Inclúyelo en tu CV! ¿Apoyaste un proyecto mientras estabas sin trabajo? ¡Inclúyelo en tu CV! ¿Regresaste a la escuela mientras buscabas empleo? – Toda acción cuenta, incluso si la actividad que realizaste no estuvo relacionada a tu campo o con la posición a la que estás aplicando ahora. Vale la pena que pongas al menos el puesto y las fechas en las que estuviste activo, pues muy seguramente hayas aprendido algo que te sirva para futuras aplicaciones laborales (aunque tampoco hay que llevar las cosas al extremo). 

  4. “Maquillar” la experiencia: Aunque parezca increíble, a veces las ganas de conseguir trabajo hacen que nos pongamos creativos y exageremos “un poco” nuestra experiencia. – ¿Qué tanto daño puede hacer que yo diga que tuve un puesto de gerente si estuve a cargo del departamento mientras era ingeniero? Fueron tres meses, ¿no? Sé cómo hacerlo. – ¡Negativo pareja! Si ya estás listo para afrontar nuevos retos no es necesario que le hagas un photoshop a tu CV, mejor resalta tus habilidades y explica con base a resultados por qué ya estás listo para pasar al siguiente nivel.

  5. Datos de contacto erróneos y poner el correo electrónico que tenemos desde la prepa: Recuerda, a los reclutadores nos encantan los buenos candidatos y sufrimos como almas en pena cuando el único teléfono que viene en un currículum está desconectado o fuera del área de servicio. Por el bien de nuestro corazón, y para que tengas mayores oportunidades de entrevista, incluye al menos dos teléfonos donde puedas ser contactado. Y por favor, por favor, por favor, abre una cuenta de correo electrónico para que te contacten y revísala constantemente. P.D. Es poco inspirador que te escriban desde un correo como “elpatotas@hotmail.com”, que usas desde que estabas en la prepa. Nada te cuesta abrir una nueva cuenta con tu nombre y apellido (juan.perez@gmail.com), es más profesional y te permite llevar un mejor control de las oportunidades que vayan surgiendo.

Espero que los tips anteriores te sirvan para entender por qué debes evitar estos horrores y cómo puedes abrir más las puertas para deshacerte del pesado de tu jefe actual y de pasada tener mejores oportunidades laborales.


Autora: Ines Velasco - Reclutamiento y Selección de Personal, Sigma Solutions

Corrección de Estilo: Alba Nidia Batista - Storyteller, Technology HUB

Foto de portada: HUBmedia, Technology HUB