Imagina un lugar con una hermosa decoración, cocina, todo el café que quieras, suficientes sillas y escritorios, una buena conexión a Internet, salas de conferencias y servicio de recepción; además imagina poder interactuar con profesionales como tú, con intereses similares, para rebotar ideas y hacer crecer un negocio.

Lo anterior describe perfectamente las instalaciones y dinámica laboral de muchas grandes empresas pero sus beneficios están reservados únicamente para sus colaboradores internos. Ahora imagina poder trabajar en un lugar así pero manteniendo tu independencia.

El Coworking, o cotrabajo en español, es un estilo de trabajo en el que profesionales independientes y emprendedores comparten un mismo espacio para realizar sus labores.


Nació en el año 2005 cuando el estadounidense Brad Neuberg buscaba poder combinar la libertad e independencia de trabajar por cuenta propia junto con la estructura de trabajar en comunidad. Con esta idea en mente fundó el primer espacio de coworking en la ciudad de San Francisco.

Aunque a Neuberg en un principio le fue difícil conseguir gente para su espacio de coworking, el estilo gradualmente fue adquiriendo popularidad, en parte gracias a que él mismo alentaba a las personas para que robaran su idea y la hicieran propia.

Hoy en día el coworking es un fenómeno internacional.


En México este estilo de trabajo es relativamente común en las ciudades más grandes del país como Guadalajara, CDMX y Monterrey, pero fuera de estos lugares puede ser difícil encontrar espacios adecuados.

Afortunadamente para Juárez, a mediados de 2017, se abrió el primer espacio de coworking de la ciudad dentro de las instalaciones de Technology HUB, poniendo a disposición de esta comunidad fronteriza todos los beneficios que trae esta nueva forma de trabajar.

Foto por Luis Pegut

Aunque cada espacio de coworking es diferente, por lo general, todos tienen algunas cosas en común: salas de conferencias, áreas de juegos y de descanso, áreas comunes de trabajo, se cobra por horas de uso, ofrecen café ilimitado, wifi, etc. Todos estos servicios cuando son utilizados por muchas personas a la vez, tienen un menor costo.

¿Alguna vez haz sido miembro de un espacio de coworking? ¿Te gustaría intentarlo?